La bajada de temperaturas y el viento durante el otoño y el invierno pueden provocar sequedad y deshidratación en la piel, por eso es muy importante mantener un cuidado regular de la misma con el fin de evitar que esto suceda y tener una piel lo más confortable posible.

Por todo ello, es importante tener en cuenta una serie de consejos:

  1. Hidratar a diario y varias veces al día la piel.
  2. Evitar lavar excesivamente las manos.
  3. No utilizar productos agresivos para el lavado de cara y cuerpo.
  4. Evitar ducharse con agua muy caliente o muy fría.
  5. Hidratar los labios y protegerlos de la luz ultravioleta.
  6. No olvidar las gafas de sol y la protección solar diaria también en invierno.
  7. Usar guantes y prendas de abrigo.
  8. Huir de los cambios bruscos de temperatura.
  9. Cuidar la alimentación.
  10. Evitar el tabaco y el alcohol.

¡ESTE INVIERNO TIENES QUE SER MÁS INFINITY QUE NUNCA!